Lobbies, ¿Son realmente malos?

lobbying[1]

Últimamente oigo hablar mucho de los lobbies, hace una semana en Salvados, hace 15 días en TVE pusieron un documental sobre los lobbies y su poder en Bruselas, se han escrito varios libros sobre el poder de los lobbies, en definitiva que parece que de repente los lobbies estuviesen de moda. No sé si debe a que la gente empieza a darse cuenta de que las decisiones de los políticos tienen un fuerte impacto en nuestras vidas, o a que los políticos tienen algún tipo de interés en que esto se sepa para poder quitarles poder a los lobbies. En cualquier caso los grupos de presión son tan antiguos como la política. Los primeros grupos de presión como tales, fueron la nobleza y el clero que rodeaba a los reyes para poder influir en la legislación y mantener sus privilegios. Por tanto esto no es algo nuevo. Creo que tampoco debería de ser algo malo si estuviese bien regulado.

En estas últimas décadas, con el desarrollo de las democracias, la creación de las grandes corporaciones y la globalización, el lobby se ha desplazado a las empresas desde otros sectores como sindicatos, partidos politicos e iglesia. Antes de esto las empresas en España no necesitaban hacer lobby, ya que las empresas o eran estatales o los gobernantes eran dueños u amigos de los empresarios, por lo que la leyes ya se hacían para favorecer los intereses empresariales. Por el contrario los ciudadanos hemos ido perdiendo poder de lobby, lo que es curioso porque cada vez hay más ciudadanos de a pie en el gobierno. Esto se debe a que hemos perdido la capacidad de unirnos para reclamar cosas. Además los sindicatos reciben dinero del estado, por lo que en realidad no nos representan (a los trabajadores me refiero).

Es cierto que hay algunas excepciones como pueden ser la plataforma de la vivienda, asociaciones de colectivos de gay y lesbianas, la OCU, la asociación por la familia, ONGs, etc… Pero estas son asociaciones de lobby muy centradas en intereses particulares. Normalmente estas además tienen poco recursos y pocos afiliados o gente activa que les de poder de convocatoria. Esto hace que nuestros intereses como ciudadanos no estén defendidos ante los políticos. Es cierto que los políticos nos representan, y por tanto deberían de mirar por nuestros intereses para conseguir nuestro voto al final de la legislatura. Pero es que es aquí, donde radica el problema, la gente no exige resultados a los políticos. Hagan lo que hagan reciben igualmente el apoyo de su base de votantes, por tanto no hay ningún incentivo a defender los intereses ciudadanos.

En frente tenemos a grandes corporaciones, que hacen un gran esfuerzo por convencer a los políticos, de que lo que los plantean no es solo lo mejor para su empresa sino que es lo mejor para los ciudadanos. En algunos casos cuando los argumentos no son lo suficientemente sólidos, pues o bien se les da un regalo o bien se les ofrece un puesto de trabajo en caso de que la próxima vez pierdan el apoyo popular por la mal acogida que tiene la medida entre la ciudadanía.

Creo que los lobbies son algo bueno y que no hay que demonizarlos, porque transmiten a los gobernantes información sobre las preferencias de las empresas y otras asociaciones. Pero su actividad tiene que estar regulada y debería de ser transparente. Esto es, tendría que haber una agencia que regulara a los lobbies, para saber que lobbies hay, con que políticos se reúnen, cual es su presupuesto, que informes publican y que políticos se encuentran trabajando dentro de los mismos. Los ciudadanos debemos supervisar la actuación de los lobbies y sobretodo crear nuestras propias asociaciones y ONG’s que puedan tener poder de influencia sobre los políticos. Además tenemos que aprender a cambiar de partido político para castigarles cuando hagan cosas mal o se dejen de llevar por malas influencias. De este modo volverán a tener miedo de perder nuestros votos y volverán a defender nuestros intereses. Esto es tenemos que ser ciudadanos activos y no ciudadanos pasivos.

Las empresas hacen lobby porque saben que de no hacerlo tienen mucho que perder. Sin embargo los ciudadanos tenemos aun más que perder no hacemos nada de lobby. Cualquier asociación con un millón de firmas puede ser tan poderosa como la mayor empresa del país. ¿Entonces porque no nos movilizamos más? ¿El ser clase media nos ha vuelto conservadores? ¿Tenemos miedo a perder lo que tenemos si protestamos o intentamos cambiar las cosas? ¿No deberíamos tener más miedo a perder lo que hemos conseguido por no tomar medidas a tiempo?

No puedo terminar este post, sin decir que muchas veces en Bruselas, son las empresas españolas, las que consiguen leyes buenas para las empresas españolas y muchas veces para España. Cosa que muchas veces nuestros gobernantes no hacen.

Advertisements
This entry was posted in Politicos and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s